HomeTemas generales

Habilidades que necesita un emprendedor para administrar su negocio

Habilidades que necesita un emprendedor para administrar su negocio
Like Tweet Pin it Share Share Email

El desarrollo de una pequeña empresa exitosa exige más que pasión. Desafortunadamente, los hechos hablan por sí mismos y no son pocas las empresas que fracasan en el primer año de creación, por aventurarse a realizar cosas que están fuera de su control.

¿Porqué fracasan las nuevas empresas?

Más de la mitad de las nuevas empresas fracasan principalmente porque el empresario no puede traducir su pasión en habilidades prácticas de negocios.

El éxito exige más que trabajo duro, resiliencia y experiencia en su campo.  Para tener éxito, debes comprender y dominar un conjunto de habilidades empresariales fundamentales.

Dirigir una pequeña empresa requiere que adquieras una  serie de habilidades de todo tipo. Es importante saber  desde el  principio qué habilidades tienes y cuáles tendrás que aprender o delegar a otros.

Cuando se trata de las habilidades que te faltan, puedes aprenderlas durante un período de tiempo por ti mismo, puede contratar empleados que sean fuertes en áreas específicas, o puedes contratar la ayuda de un asesor comercial profesional.

Por ello, a continuación compartimos cuales son las habilidades básicas (habilidades de personas o cualquier otra cosa que no sean habilidades técnicas) que necesitarás aprender  para tener éxito en tu negocio:

• Habilidades de delegación: la delegación implica asignar responsabilidades a otras personas para completar el trabajo. La posición ideal que deseas obtener es aquella en la que tu personal realice todas las actividades rutinarias de tu negocio.

La delegación efectiva implica lograr el equilibrio correcto entre los controles efectivos y permitir que las personas completen su trabajo de manera efectiva. El elemento clave es saber cómo hacer que tu negocio funcione delegando responsabilidades en los demás, sin que dependa exclusivamente de tu presencia.

• Habilidades de comunicación: la comunicación es una parte importante de la vida y es una que a menudo se da por sentado. Cuando piensas en ello, casi todo lo que haces requiere comunicaciones mejoradas. Para ser efectivo en los negocios, tienes que comunicarte bien.

Cuando contratas a un nuevo empleado, las buenas habilidades de comunicación te ayudan a seleccionar a la persona adecuada. Cuando te comunicas con tus  potenciales candidatos, debes ser claro acerca de tus expectativas y sobre como esperas que reaccionen ante los problemas. La clave es saber cómo comunicar efectivamente tu visión con pasión y convicción y que tus trabajadores se comprometan en ella.

• Habilidades de negociación: casi todos negocian de manera informal diariamente sin siquiera estar conscientes de ello. La negociación formal es una habilidad que se puede aprender a través de la experiencia y la práctica.

Las personas que negocian con frecuencia tienden a ser más hábiles que las personas que no han participado en muchas negociaciones formales / informales. Las personas con experiencia tienen más probabilidades de saber qué decir, cuándo o cuándo no decirlo o cuándo no hacer concesiones. La clave es saber cómo desarrollar un enfoque de ganar-ganar en las negociaciones con todas las partes, pero al mismo tiempo teniendo en cuenta que también deseas obtener el resultado más favorable posible para ti.

• Planificación estratégica: la planificación estratégica es una actividad empresarial muy importante. La planificación estratégica es un proceso para definir la estrategia o dirección de tu empresa y tomar decisiones sobre las asignaciones de recursos de capital y personas. La clave es saber cómo proyectar el desempeño futuro de tu compañía, dentro de un marco de tres a cinco años o más, respaldado por tu plan de negocios bien definido.

• Habilidades de liderazgo: el liderazgo es un proceso de hacer las cosas a través de las personas. El liderazgo, una habilidad de gestión crítica, es la capacidad de motivar a un grupo de personas hacia un objetivo común. El liderazgo también es la capacidad de hacerse cargo, reunir, movilizar y motivar a los equipos. La clave es saber cómo forjar relaciones a largo plazo con clientes potenciales, clientes, proveedores, empleados e inversores.

• Habilidades de creación de equipos: las habilidades de creación de equipos y trabajo en equipo son esenciales para un empresario en el lugar de trabajo de hoy. Las personas que trabajan en su potencial en equipos generan mejores soluciones y más productividad que los miembros individuales que trabajan de forma independiente. La clave es saber cómo construir equipos de empleados, socios, asesores e inversores que te ayudarán a llevar tu negocio al siguiente nivel.

• Habilidades analíticas: el lugar de trabajo de hoy es cada vez más avanzado y complejo tecnológicamente. Con este rápido aumento de la tecnología, también aumenta la necesidad de pensamiento analítico. El pensamiento analítico es la capacidad de evaluar objetivamente el estado actual de tu negocio, determinar dónde deseas estar en el futuro y qué hacer para cerrar

Ve la brecha entre el presente y el crecimiento futuro de tu negocio. La clave es saber cómo recopilar, revisar y evaluar los datos necesarios para formular y expresar argumentos convincentes.

• Habilidades de ventas y marketing: establecer políticas y métodos de ventas y marketing exitosos, desde los precios y la publicidad hasta las técnicas de ventas, son esenciales para hacer crecer tu negocio. La capacidad de analizar tu competencia, el mercado y las tendencias de la industria son fundamentales para el desarrollo de tu estrategia de marketing. La clave es saber cómo elaborar y comunicar un mensaje convincente a la audiencia objetivo correcta que genera nuevos negocios y, a su vez, genera flujos de ingresos rentables.

• Habilidades de gestión general: la gestión implica dirigir y controlar a un grupo de una o más personas con el fin de coordinar actividades que logren un objetivo. La gestión abarca la dirección de los recursos humanos, los recursos financieros y los recursos tecnológicos. La clave es saber cómo desarrollar e implementar un sistema de administración viable que gestione las operaciones diarias, fomente las partes interesadas y apoye el crecimiento del negocio.

• Habilidades de administración de flujo de efectivo: el flujo de efectivo generalmente se reconoce como la preocupación más apremiante de las pequeñas y medianas empresas. En pocas palabras, el flujo de efectivo es el movimiento de dinero dentro y fuera de tu negocio. El flujo de efectivo es la sangre vital de todas las empresas en crecimiento y es el indicador principal de la salud empresarial. El efecto del flujo de efectivo es real, inmediato y, si no se gestiona correctamente, es totalmente implacable. La clave es saber cómo monitorear, proteger, controlar y poner en efectivo el trabajo.

• Habilidades de gestión financiera: la actividad de las finanzas es la aplicación de un conjunto de técnicas que los individuos y las empresas utilizan para administrar su dinero, particularmente las diferencias entre ingresos y gastos y los riesgos de sus inversiones. La necesidad de un presupuesto oportuno y la presentación de informes del desempeño financiero es de suma importancia. La clave es saber cómo interpretar y analizar sus estados financieros, de tal manera, como para identificar los elementos que afectan adversamente su rentabilidad.

• Habilidades de administración del tiempo: la administración del tiempo es un conjunto de habilidades relacionadas con el sentido común que lo ayudan a usar su tiempo de la manera más efectiva y productiva.

La gestión del tiempo es una habilidad muy importante para dominar. Aprender esta habilidad te permitirá alcanzar más y usar tu tiempo de manera inteligente. La clave es saber cómo administrar tu tiempo de manera eficiente y centrarse en las actividades que tienen mayor probabilidad de generar valor para tu negocio.

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*