Homecreditos

¿Cuando solicitar un préstamo hipotecario para tu negocio?

¿Cuando solicitar un préstamo hipotecario para tu negocio?
Like Tweet Pin it Share Share Email

Cuando se comienza un pequeño negocio, por lo general se busca reducir la mayor cantidad de costos posibles, desde reducir costos de personal, producción, logísticos, entre otros, ya que esto nos permite que el negocio comience de forma sólida con posibilidades de proyección a futuro. Comenzar un negocio en base a deudas es un riesgo, porque si el negocio no funciona, hay la posibilidad de tener problemas financieros a futuro. Sin embargo, a medida que el negocio se va consolidando, surge la pregunta ¿cuándo es recomendable solicitar un préstamo para tu negocio?

Cuando el negocio va creciendo, se va fortaleciendo, es reconocido en su área,  cuenta con una cartera de clientes fija, entre otros aspectos, pedir un préstamo para crecer más no es ninguna irresponsabilidad, al contrario, permite que el negocio tenga bases mucho más sólidas y logre la ansiada expansión.

Por ejemplo, supongamos que tu negocio es del rubro de las confecciones. Al inicio, empiezas con una máquina y te das abasto, pero después, tu marca y tu negocio son muy exitosos y los pedidos vienen y van y ya no te alcanzan las máquinas para atender la alta demanda, entonces, necesitas incrementar tus maquinarias y aqui un crédito te ayudará mucho.

Y aquí también surge una nueva pregunta, cuando vienes gastando mucho dinero en alquileres, ¿vale la pena comprar tu propio local?. Supongamos que tienes un negocio de varios años y vienes gastando en alquilar un local cada mes, surge la pregunta ¿vale la pena gastar dinero en algo que no será suyo?, entonces aquí no está demás buscar alternativas para préstamos hipotecarios (como se ve en este enlace: Gallito) ya que los costos que tienen los alquileres se pueden compensar pagando la cuota mensual del préstamo hipotecario, lo que permite tener la oportunidad de tener un activo importante para el negocio, a futuro.

Aparte de ser una buena inversión, que te permitirá obtener activos para tu negocio con el mismo costo de un alquiler, tienes la opción de alquilar tu mismo bien. Por ejemplo, si alquilas una casa para tu negocio, no tienes ningún tipo de control sobre la misma a futuro, sin embargo, si a través de un crédito hipotecario te haces propietario del predio,a  futuro podrás darle otros usos, que van incluso traspaso o alquiler del predio.

Consideraciones a tener en cuenta con referencia a los créditos hipotecarios:

 

Antes que te animes a solicitar un crédito personal o de empresa para adquirir una hipoteca, debes tener en cuenta la normativa de tu país y ver si efectivamente, cumples los requisitos correspondientes.

En todos los países, se solicita contar con un buen puntaje o historial para acceder a un crédito, ya que esto ayuda a los prestamistas a evaluar si, efectivamente, podrás devolver el crédito a futuro en tiempo y forma.  La información de los reportes de crédito se usan para crear un puntaje de crédito.  Tu puntaje de crédito siempre será un factor importante para evaluar que tasas aplicarían a tu interés, ya que a mayor riesgo exista de parte tuya para devolver el préstamo, mayor tasa de interés tengas, y en cuanto más historial crediticio positivo tengas, menores de tasas de interés tendrás.

Es importante que tengas acceso a tu reporte crediticio cada cierto tiempo a fin de evaluar que no hayan errores. Existe la posibilidad que hayan confusiones en tus reportes aunque pagues a tiempo y que por tu desconocimiento tu historial se vea afectado, por lo que siempre revisa tu puntaje crediticio.

Para solicitar un préstamo hipotecario, deberás tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para construir un buen historial crediticio:

Establece tus cuentas de ahorros responsablemente y analiza de que flujo de dinero provendrá el dinero destinado a pagar tus cuotas. No es prudente solicitar un préstamo hipotecario cuando no estás seguro de la disponibilidad de dinero a futuro.

Busca personas con quienes puedas respaldarte para solicitar el préstamo. Lo ideal es buscar buenas referencias para optar por el crédito hipotecario (avales), reiterando que antes de entrar en una responsabilidad de un crédito debes estar pendiente de tu flujo de efectivo.

Intenta construir un buen historial crediticio, el mismo que te permitirá tener acceso a mayores oportunidades de financiamiento a futuro, con menores tasas. Puedes empezar incluso desde tu etapa de estudiante, solicitando préstamos estudiantiles , que debes pagar a tiempo.

Solicita una tarjeta de crédito con garantía en cuenta de ahorros, es decir, en muchas agencias bancarias puedes abrir tu cuenta de ahorros y en base a eso, te ofrecen una tarjeta de crédito que cuenta con aval de tu mismo fondo de ahorros. Esto te permitirá también tener un mejor historial crediticio.

Solicita también tarjetas de tienda por departamento para mejorar tu historial crediticio. Toma en cuenta que el objetivo no es el sobre endeudamiento, sino que vayas construyendo tu historial de crédito.

Usa tus tarjetas de crédito regularmente, pero sabiamente. Realiza tus pagos a tiempo porque  los dos factores más importantes en tu puntaje son si pagas tus cuentas a tiempo y la cantidad de crédito disponible que realmente usas.

Establecer y mantener un buen crédito hará que comprar una propiedad a través de un crédito hipotecario sea mucho más fácil para ti. Podrías obtener un buen préstamo a tasa fija y bajo interés en lugar de tener que conformarte con un préstamo con una alta tasa. También te ayudará cuando necesites una línea de crédito con garantía hipotecaria para mejoras en la vivienda o un préstamo con garantía hipotecaria para la consolidación de deudas, contar con un buen historial crediticio te abre muchas puertas ¡no lo olvides!

Muchos éxitos

 

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*