HomeTemas generales

Pasos a considerar para iniciar tu pequeño negocio

Pasos a considerar para iniciar tu pequeño negocio
Like Tweet Pin it Share Share Email

En nuestra página intentamos compartir distintas ideas para iniciar tu pequeño negocio, contando con poco capital y haciendo uso de la creatividad, sin embargo, ¿qué sucede  cuando somos víctimas  de la ansiedad e intentamos iniciar el negocio sin tomar en cuenta los pasos para iniciarlo?

Abrir tu propio negocio puede ser una gran apuesta., sin embargo, si no haces bien tu investigación, terminará como muchas empresas, que cierran en menos de seis meses por que no tomaron en cuenta los diversos escenarios en los que podría encontrarse el negocio, lo que conlleva a una frustración e inconformidad en el emprendedor. Por ello, a continuación compartimos algunas ideas a tomar en cuenta antes de iniciar tu negocio:

Al comenzar tu nuevo negocio, asegúrate de contar con una buena ubicación y que no haya mucha competencia dentro de tu mismo rubro. Piensa que si hay algún negocio con precios muy competitivos y credibilidad ganada, deberás competir directamente con ellos y cuando empiezas, a veces no siempre es posible afrontar tanta responsabilidad. Por ello, estudia bien el área de tu negocio y verifica que necesidades tienen en esa zona que no vienen siendo atendidas.

Otro punto importante en tu negocio es contar con adecuados proveedores. Si tienes una tienda de abarrotes, que cuentes con un buen stock de productos de primera necesidad es importante, ponte en el lugar del cliente que tiene poco tiempo disponible y espera conseguir todos sus productos en un solo lugar. Que no cuentes con todo lo requerido hará que busquen otras tiendas que estén mejor abastecidas y puedes perder clientela. Intenta prever cualquier escenario en tu negocio y esto empieza contando con buenos proveedores. Es preferible que no solo cuentes con un proveedor, sino con varios, que te permitirán también optar por precios más bajos y ofertas cada cierto tiempo.

Busca que tus productos o servicios sean los más solicitados para tu nicho de mercado. Aspectos como la marca preferida de golosinas para niños, una marca de leche o de artículos de aseo personal, suelen marcar la diferencia con respecto a tu público objetivo. Si tienes una tienda vegana, todos los productos deben ser sin ningún elemento de origen animal o si vendes alimentos para celíacos cualquier producto con gluten podría afectar mucho su salud, por lo que no solo estás vendiendo productos, sino también tu imagen profesional, así que intenta tener controlados estos detalles.

Haz conocido tu negocio. No importa que tan buenos son tus productos si solo es conocido por tu familia o amigos. Si bien el efecto “boca a boca” es determinante y muchas veces el éxito de un negocio depende de ello, no todos pueden darse el lujo de esperar el impacto a mediano y largo plazo de las buenas recomendaciones, por lo que gastar un presupuesto modesto en hacer conocido tu negocio no debe ser descartado.   Gastar algo de dinero en publicidad aumentará tus ventas desde el primer día de iniciado el negocio. En caso no tengas mucho conocimiento, no estaría demás contactar a un experto en mercadotecnia para impulsar tu negocio, siempre y cuando tu presupuesto lo permita.

Al elegir tu stock, es recomendable tener una mejor selección de artículos y no muchos artículos de un solo producto, ya que de esta forma puedes ver cuales se venden mejor y pedir más de estos artículos populares y menos de los que son más difíciles de vender.

Intenta al iniciar tu negocio, de no entrar en un territorio desconocido para ti. Lo ideal es que tengas los conocimientos básicos para enfrentar esta empresa. Puedes pensar como hacerlo pero para ello necesitas experiencia y esta  se consigue después de muchos intentos, aprendizajes y errores, pero a veces uno no se puede dar el lujo de invertir todos los ahorros de su vida en negocios de los que apenas tiene conocimiento, intenta antes empaparte de información.

Por último, la inversión al inicio de tu negocio debe ser prudente. Al comenzar, intenta que sean familiares amigos quienes te apoyen en las tareas del negocio y después, ya con mayor presupuesto disponible, puedes pensar en salir y contratar más personas. Incluso al inicio del negocio, no debes gastar en alquilar un local muy caro si no tienes mucho dinero, ya que empezar tu negocio con deudas puede ser peligroso para tu estabilidad futura.

¡Muchos éxitos!

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*