HomeTemas generales

Consejos para reducir progresivamente sus deudas por créditos

Consejos para reducir progresivamente sus deudas por créditos
Like Tweet Pin it Share Share Email

En muchas ocasiones, hasta a la persona más responsable y diligente le podría afectar una temporada de bajos ingresos, que pueden provenir de la pérdida de empleo, que el negocio no funcione adecuadamente o una emergencia familiar , que generan que aquellas cuentas que antes podríamos mantener impecables, nos terminen generando un dolor de cabeza y mucha angustia para administrarlas.

A nadie le gusta estar endeudado(a) y recibir las llamadas insistentes de los bancos exigiendo que se le pague a tiempo las cuotas estipuladas, y, entendamos esto, los bancos hacen un negocio cuando nos prestan dinero ya que ganan con los intereses, pero también, ha sido una forma de demostrarnos confianza el habernos prestado aquel dinero y es necesario que también cumplamos nuestra parte del trato, que es pagar lo adeudado.  Sin embargo, aquellas emergencias son inesperadas y debemos de sortear varios obstáculos para cumplir con nuestras obligaciones.

Lamentablemente, no es solo tu caso, y ahora mismo hay millones de personas en el mundo que sufren por tener que pagar una gran obligación financiera, que, ante cualquier retraso, crece con muchos intereses. A continuación, te damos algunas recomendaciones a fin puedas empezar a afrontar estas responsabilidades sin morir en el intento.

Consolida todas tus tarjetas de crédito: No es recomendable que te conviertas en coleccionista de tarjetas de crédito, por lo general, es bastante fácil que te llamen promotores de los bancos a ofrecerte una hermosa tarjeta dorada y que uno acepte sin pensarlo, y a los pocos días, hacer uso de ella. ¿Qué sucede? que si no tienes control de tus compras, terminarás pagando altos intereses. Te sugerimos que aprendas a mantener organizadas tus finanzas y para ello puedes usar plantillas de excel, puedes empezar a crear email de gmail para acceder a una cuenta de google drive y de esta forma, podrás mantener en línea tus registros de gastos con tarjeta de crédito y de compras diarias.

Lo ideal es que las tarjetas se usen solo para emergencias y que en la mayoría de casos, te esfuerces para comprar las cosas al contado, pero si ese no ha sido tu caso y ahora te ves ahogado(a) por tantos gastos acumulados, ordena tus finanzas. Empieza analizando tu estado real, cuanto debes y cuanto ganas, para empezar a tener un plan realista.

Si tienes más de 4 tarjetas de crédito, intenta buscar programas de consolidación de tarjetas, es decir, un banco te ofrecerá una mejor tasa de interés si compra tu deuda a otras organizaciones financieras, lo que te permitirá ordenar mejor tus finanzas. Piensa, es preferible hacer un solo pago a una tasa menor, que tener varias tarjetas pagando distintas tasas de interés, que a la larga te sale mucho más caro. Una vez que consigues consolidar todas tus tarjetas, deja de usarlas, para no seguir en un círculo vicioso de deudas.

Genera ingresos extra:

Observa a tu alrededor ahora mismo y mira que puedes vender. Quizás una computadora que no uses, algún mueble que ya no quieres, una bicicleta estacionaria olvidada en algún rincón, son tantas cosas que podemos ofrecer y de esta forma, ganar un ingreso adicional que nos sirva o para nuestros propios gastos o para amortizar parte de tu deuda actual.

Consigue un segundo trabajo: 

Si bien puedes estar ahora trabajando a tiempo completo, si lo que ganas no te alcanza para llegar a fin de mes, si tu seguridad financiera, tu futuro y tu tranquilidad están en riesgo, entonces, deberías considerar buscar una ocupación extra. Buscar un trabajo extra te ayudará a dar un poco de oxígeno a tu situación actual y que poco a poco vayas mejorando tus finanzas, alejándote del riesgo financiero. Utiliza los ingresos obtenidos en tu segundo empleo para pagar primero cualquier deuda pendiente, empezando a pagar las tarjetas con montos más pequeños para dejarlas libres y una vez que canceles una tarjeta, utiliza el dinero que ya no gastas en ella en pagar las otras. Otras personas recomiendan pagar la tarjeta con más alto interés, pero esto se aplica siempre y cuando, la tarjeta con mayor interés no tenga también una deuda demasiado alta, por lo que no será visible en forma rápida y no verás avances.

Genera un fondo de emergencia:

No importa con cuanto empieces, puedes comenzar desde 10 dólares en un humilde chanchito de ahorros, pero comienza. Sin más excusas, destina parte de tu presupuesto a tener un ingreso para alguna emergencia y líbrate de las deudas. ¿No es preferible tener tu propio fondo de dinero a tener que pedir prestado?. Verás que cuando tengas la costumbre, poco a poco te será más fácil mantener tus finanzas bajo control.

Recuerda, tienes que empezar a organizarte a fin de superar cualquier adversidad, así también, mientras pagas tus créditos, no gastes más. Si eres prudente con tus gastos, y buscas generar más ingresos, poco a poco recuperarás tu tranquilidad, reducirás tus deudas y recuperarás tu libertad financiera. ¡Mucha suerte!

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*