HomeUncategorized

Cómo sacarle el jugo a la publicidad BTL

Cómo sacarle el jugo a la publicidad BTL
Like Tweet Pin it Share Share Email

 

Las siglas BTL corresponden a una definición en inglés: Bellow The Line, que en español se traduce como, “debajo de la línea” o “bajo la línea”. Quiere decir básicamente, utilizar medios no convencionales que no sean de uso masivo, para llegar al público de una manera diferente.

El principal objetivo de este tipo de publicidad es que no implique un bombardeo mediático que ocupe la mayor parte de la programación en un medio masivo, un gran espacio en la prensa y mucho menos signifique la pérdida de tiempo en internet tratando de cerrar las ventanillas y anuncios para poder disfrutar de un contenido.

 

Recomendaciones para aplicar la publicidad BTL

 

Es recomendable que antes de aplicar cualquier estrategia publicitaria, no vayas sobre lo desconocido. Por ello, puedes aplicar un diagnóstico situacional previo de tu pequeño negocio a fin establezcas que tipo de campaña es recomendable. También podrías utilizar una técnica muy buena que es el análisis FODA, donde podrías identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu negocio, antes de lanzar tu campaña. Por ejemplo, si pretendes promocionar productos relacionados determinados bienes, deberás identificar quienes son tus potenciales competidores a fin de establecer que es lo que podrías ofrecer a tus clientes.

 

El BTL y sus ventajas

 

Además de alcanzar una mayor segmentación, la creatividad con que se desarrolla termina por llamar la atención del público interesado o no en la marca y el producto, gracias a las obras de arte en que se transforma, lo cual hará que el público lo refiera, lo reseñe y hasta lo publique, dándole un alcance derivado o secundario que los medios masivos tienen limitado a sus observadores o escuchas. También se reducen significativamente los costos, porque es un anuncio publicitario que se desarrolla una sola vez y, pasará un buen tiempo expuesto cumpliendo su función de llegar al público y cautivarlo.

Pero si no se hace correctamente, si se cometen errores como dirigirlo al público al que no le pueda siquiera llamar la atención (por ejemplo, colocar un anuncio de preservativos en una iglesia ortodoxa), se tiende a aburrir al público y ya no significará un atractivo sino algo rutinario de ver. Estos anuncios no captan público nuevo, o en el peor de los casos, si se hace un anuncio demasiado sencillo y falto de creatividad, que en lugar de agradar resulte contaminante para la vista, y además pasa mucho tiempo expuesto, el resultado es igualmente nefasto.

Cómo explotar al máximo el marketing BTL

 

La estrategia se basa en encontrar el lugar idóneo, el momento perfecto para colocarlo. Diseñar un buen anuncio (con toda la creatividad posible), relacionarlo perfectamente con el producto y crear en el ambiente algo que además de llamar la atención, no se olvide estimar un tiempo de funcionalidad, y mientras que este va transcurriendo ir diseñando ya su reemplazo. Muchos son los que desean ver algo nuevo en el espacio que durante un tiempo ha sido ocupado por la misma imagen

Es importante no abusar del tamaño y la coloración para que agrade y permanezca en la memoria de quienes lo han observado. Y lo más importante: disponer de los recursos necesarios para crearlo, instalarlo y mantenerlo en buenas condiciones.

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *