HomeIdeas de negocios

El salto de pequeño a gran negocio ¿Cuándo hacerlo?

El salto de pequeño a gran negocio ¿Cuándo hacerlo?
Like Tweet Pin it Share Share Email

A medida que tu pequeño negocio va obteniendo resultados, uno de los primeros planes está en como se puede dar ese gran “salto” hacia un mediano y gran negocio, piénsalo, nada más gratificante que cosechar el fruto de nuestros esfuerzos a través de un negocio próspero y estable.

Por ello, hay aspectos importantes que tienes que tomar en cuenta a fin evalúes si es que ya estás preparado para fortalecer tu  negocio y analizar las fortalezas y debilidades del mismo:

  1. Estabilidad: un aspecto importante para tu negocio es que observes si ya cuentas con ingresos estables mes a mes. Cuando uno empieza, es normal que los primeros meses no veas tantos resultados como esperabas, pero a medida que los meses pasen y tus ingresos superen tus gastos, mientras recuperas tu inversión, significa que vas contando con un negocio estable. La estabilidad implica también tener una cartera de clientes que soliciten tus bienes/servicios periódicamente y que te permitan contar con capital seguro mes a mes.
  2. Estado crediticio: Si tu negocio ha necesitado un crédito inicial, es importante que analices el estado de su finanzas actuales. Si bien quieres expandirte, el entusiasmo tiene que ir de la mano de una adecuada planificación. Si quieres crecer requerirás recursos y si para ello vas a seguir creando deudas,  corres muchos riesgos. Maneja adecuadamente tus finanzas.
  3. Análisis : Un negocio sin análisis, sin planificación puede constituirse en un gran riesgo para la estabilidad futura. Una herramienta muy interesante es Matriz BCG que te permite hacer una revisión más fina a tus opciones Matriz BCG (o matriz de crecimiento) viene a ser una técnica o método gráfico que se utiliza para el análisis de la cartera de negocios de una empresa y que permite realizar un análisis estratégico en base a la tasa de crecimiento de mercado y la participación de mercado. Otro método que puede utilizarse es elaborar diagnósticos situacionales o la conocida metodología del Análisis FODA (fortalezas, oportunidades, amenazas y debilidades).
  4. Activos y pasivos: Antes de dar el salto cuántico ¿cuáles son los activos y pasivos de tu negocio?, ¿tienes deudas, créditos pendientes?, ¿compraste mobiliario?, ¿tienes personal a cargo?, etc, puntos como este tienen que estar dentro de tu análisis, de nada vale que te sientas inyectado de dosis de entusiasmo si la realidad te dará un golpe contra el piso, piensa de manera realista con lo que cuentas.
  5. Aliados: ¿Con quienes cuentas para este negocio?, es probable que al inicio solo seas el único el emprendedor, o quizás contando con el apoyo de algún familiar, pero a medida que el negocio crezca, vas a necesitar personas de mucha confianza con quienes trabajar e incluso, formar sociedades. Antes de tomar este tipo de decisiones, es importante solicitar asesoría legal desde el inicio donde se establezcan derechos y responsabilidades, los mismos que deben quedar sentados en documentos, a fin de evitar sorpresas desagradables a futuro en caso hayan discrepancias con tus socios, se precavido.

Recuerda, la vida está basada en retos, nunca dudes en asumirlos para alcanzar la libertad financiera, pero siempre analizando los pasos que debes dar ¡Muchos éxitos!

Comments (0)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*